El marketing jurídico: el presente de los despachos de abogados.

El concepto de despacho jurídico ha evolucionado al de empresa de servicios jurídicos.

El marketing jurídico te proporciona herramientas para estar presentes en el mercado, crear marca y fidelizar a los clientes potenciales.

Un abogado debe tener presencia en redes sociales, página web, blog, canal en Youtube, y proveer de contenidos.

El marketing jurídico se ha convertido en el presente de los despachos de abogados ya que ante la crisis vivida y el aumento de la competencia en los despachos de abogados, han tenido que adaptar sus herramientas tradicionales con las tecnológicas.

Y es que el concepto de despacho jurídico ha evolucionado al de empresa de servicios jurídicos. Los abogados del sector jurídico buscan la viabilidad de su negocio y su rentabilidad, al igual que cualquier otro profesional.

FUENTE. Flickr.com

FUENTE. Flickr.com

Se está comenzando a sacar el máximo rendimiento online de la nueva realidad digital.

El abogado 3.0 es un cambio de actitud del profesional, una adaptación a las nuevas tecnologías pero también, de los conocimientos; haciendo más accesible, cercano y creativo la relación con el cliente.

El abogado tradicionalmente se valía del boca a boca para conseguir una cartera de clientes, existiendo únicamente una vía unidireccional. Con el marketing jurídico, el perfil del profesional ha evolucionado ya que se pretende fidelizar a los clientes ya existentes y conseguir nuevos a través de las redes sociales, blogs, video marketing, marketing de contenidos….se apuesta por una vía bidireccional.

Confiar en las estrategias que nos llevaron al éxito en el pasado, nos garantizarán el fracaso, y es que la sociedad ha evolucionado y el profesional y los despachos de abogados con él.

FUENTE. Flickr.com

FUENTE. Flickr.com

Pero, ¿de qué manera influye el marketing jurídico en el presente de los despachos de abogados?

El marketing jurídico te proporciona herramientas que permiten que tu despacho de abogados esté presente en el mercado, tenga una marca, y seas el profesional de referencia en las áreas que estés especializado.

Para ello es necesario estar presente en las redes sociales (facebook, twitter, linkedIn…), tener una página web competitiva y atractiva al cliente potencial, un

blog con contenidos interesantes para el usuario y donde se permita la interacción, canal en Youtube (el video marketing va a crecer exponencialmente el próximo año), y sobre todo, ser un profesiona, el cual todas sus actuaciones emanen confianza, profesionalidad, y cercanía.

Los despachos han pasado de centrarse únicamente en asuntos jurídicos a gestionar sus negocios.

Hemos pasado de un profesional que impasible heredaba la cartera de clientes de un despacho o trabajaba a través del boca a boca de los clientes, a un abogado que debe adaptarse a los nuevos tiempos. Debe explotar las herramientas que el marketing jurídico te ofrece, porque con ellas el cliente llega a ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *